Cambiar Monitor Para Ordenador Portatil


Uno de los componentes más básicos y, por lo tanto, más caros de un ordenador portátil es su pantalla. Ésta contiene millones de píxeles que son coloreados uno por uno para que el usuario pueda observar la imagen que aparece ante sus ojos. Cada pixel de la pantalla adquiere su color a través de los tres colores primarios y característicos verde, rojo y azul.

Como comprenderéis cualquier fallo en estas pequeñas estructuras llamadas píxeles puede hacer que nuestro monitor deje de funcionar. Por ejemplo, un fallo muy común en todo tipo de pantallas son los píxeles muertos que se producen porque un pixel determinado no adquiere el color que debería en ese momento.

Además de píxeles, todas las pantallas incluyen otros muchos componentes. Los más importantes son los siguientes:

- Inverter: Produce el brillo característico de todas las pantallas que utilizamos hoy en día. Sin él lo único que podríamos distinguir serían sombras.

- Conector de datos: Envía la información necesaria al monitor. Indica el color de cada parte de la pantalla, la resolución elegida por el usuario y muchas otras cosas. En ocasiones este cable puede dañarse o desconectarse y producir fallos.

- Tarjeta gráfica: Aunque no es parte del monitor se encarga de que esta funcione de manera adecuada. Sin ella solo podremos distinguir en la pantalla el típico mensaje No Signal.

Para conseguir que nuestro monitor funcione correctamente durante mucho tiempo es importante cuidarla. Si la pantalla de un ordenador de sobremesa se puede romper con facilidad, imaginaros la de un portátil que siempre está en movimiento. La mejor forma para evitar que la pantalla pueda romperse ante una caída es utilizando un maletín como protección en los desplazamientos. Además, cuando el ordenador está en uso es recomendable ponerlo sobre una superficie estable como una mesa y evitar posicionarlo sobre nuestras piernas o sobre la cama.

Ahora os preguntaréis ¿Qué pasa si, aunque cuido la pantalla de mi portátil, se ha roto?. En principio la solución sería cambiarla por otra de la misma marca y modelo. El proceso para sustituir la pantalla rota es muy sencillo, solo tenemos que retirar el borde que la sujeta y desconectar todos sus conexiones para colocar la nueva. Sin embargo, algunas personas prefieren que su ordenador deje de ser portátil y utilizan una pantalla externa (como un televisor) para ver de nuevo las imágenes. Esto se puede hacer a través de los conectores VGA, DVI o HDMI que incluyen hoy en día las gráficas de portátiles.


Buscador de compatibilidad por modelo Pantalla o Portátil



Para un mejor resultado, introducir solo una o dos palabras.
Usar el carácter asterisco (*) como comodín en las búsquedas -> Monitor* = Monitor Portatil = *Portatil


Modelo Portatil HP Modelo Portatil Asus Modelo Pantalla Portátil

Copyright © 2011 by Reparar Ordenadores • All Rights reserved